Jun7

La rotonda mágica

Javi Vicente coches, curiosidades, General, viajes

Tras un tiempo (varios años) recibiendo emails con fotos de una rotonda mágica que se encontraba en Gran Bretaña, que si tenía 5 rotondas en su interior más una central, bla bla bla

Rotonda magica

Cuando vine aquí no me acordaba de esta rotonda -y eso que suelo quedarme con todos los datos referentes a coches y curiosidades- por lo que fue Maximo en una entrada curiosa el que me recordó tal rotonda. Para rematar la faena, SandMan cuando escribió una entrada en Motorpasión, me terminó de picar la curiosidad por ir a verla. Aprovechando un día que fui a Oxford, y pillaba de camino, desvié un poco mi ruta para pasar por la conocida rotonda, en el pueblo de Swindon.

No me costó nada encontrarla, ya que en Google Maps ya había situado y sólo tuve que seguir los carteles hacia City Centre y te la encuentras de frente. Al ver el cartel se me puso la piel de gallina, puesto que llevaba bastante tiempo con ganas de ir, y el ver que había llegado el momento, pues me gustó. En cuanto vi el cartel le eché una foto (la que abre esta anotación, aunque sea la peor porque se tapa con el árbol) y enseguida paré el coche en el aparcamiento del Burger King que hay allí para acercarme y verla detenidamente.


Rotonda magicaNo sé si será efectivo eso que dicen que reduce el tráfico, pero si es verdad -no pude comprobarlo porque era sábado y apenas transitaban coches-, en Madrid y provincia deberían poner unas cuantas, porque hay unas colas… El funcionamiento desde fuera es sencillo. Se trata de una rotonda exterior, que va a dar a cada una de las 5 rotondas pequeñas y por la que se circula en sentido de las agujas del reloj, como en todo Reino Unido.

La rotonda mágicaLo complicado está en la rotonda interior, porque primero se circula al sentido contrario, es decir, como en el resto de Europa y parte del extranjero ;), y que sirve para acortar el camino (ver diagrama). Es decir, si la quieres cruzar entera, y hacer un «recto» tienes dos caminos: el largo, por la rotonda exterior, o el corto, por la rotonda interior y atravesando. Para mí debería ser una ventaja venir desde España, puesto que la rotonda interior me es familiar, pero en la práctica es en la que más problemas tuve. No sabía dónde tenía que mirar, ni ceder el paso, ni por donde circular… todo un caos. Iba a grabar un video -de hecho lo hice- pero es tan sumamente corto que no ayuda nada a la comprensión. La razón fue que estar dentro de las rotondas, no me aseguraba un buen final, porque me liaba y al final conseguiría o darme con alguno, o que me pitaran o armar un follón de narices, por lo que apenas estuve 10 segundos en la rotonda.

Luego no es para tanto, pero claro, es una experiencia más que recordaré como conductor y añadiré a mi CV de sitios raros. Sobre todo, está bien eso de ir circular por Gran Bretaña en una rotonda como se suele hacer en España. Es una chorrada, pero no sé, a mí me resulta curioso.

Os dejo todas las imágenes de los carteles que se ven cuando se viene por cada una de las carreteras. También dejo un par con coches, para que se vea el caos, por lo menos a mí me lo parece:

Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica
Rotonda mágica


    302 Found

    Found

    The document has moved here.

También puedes encontrarme en:

  • Sígueme en twitter
  • Mi perfil en Facebook


  • Feedburner

Enlaces Patrocinados